¿Por qué fotografío? La Historia de Enrique y Celia

Las razones por las que fotografío son múltiples y muy variadas y prometo ir hablando de ellas en otras ocasiones, pero permitidme que hoy me centre en una sola, la de conocer a gente maravillosa e historias singulares en los lugares y momentos más inesperados.

Eso fue lo que nos paso a mi mujer y a mí en una bonita y soleada mañana dominical este último mes de septiembre. Decidimos que era el momento ideal para acercarnos al pintoresco pueblo alicantino de L´Alfàs del Pi, situado en la comarca de la Marina Baja y conocido sobre todo por celebrarse en él uno de los festivales de cine más famosos de España.

Exposición "Les Balconades"

Fachada de casa típica en L´Alfàs del Pi durante la intervención artística urbana de “Les Balconades”

En su típico casco antiguo, por esas fechas, tuvo lugar la original exposición de “Les Balconades” en donde una cincuentena de artistas, tanto profesionales como amateurs, mostraron sus lienzos originales colgando de los balcones de las casas más antiguas y originales de dicha población. Uno de los artistas amateurs que exponían es un viejo amigo de la familia y prometí fotografiar y documentar la exposición para tenerlo de recuerdo.

Les Balconades 2013

Algunos de los lienzos expuestos en la edición de 2013 “Les Balconades” en L´Alfàs del Pi

Estando en mitad de la faena buscando el mismo encuadre para todas ellas se abrió una puerta de una casita baja un poco más moderna que las demás y escuche una voz que me dijo:

—Caballero, si esta interesado en fotografiar cuadros, aquí tiene mi casa que está llena de ellos y todos hechos por mi.

Me giré y allí estaba él, un señor de aspecto afable y mirada limpia, ya entrado en años pero con una vitalidad contagiosa que me llamó la atención desde el primer momento.

—Pasen por favor y siéntanse como en su casa —nos dijo sin dejar ni un solo instante de sonreírnos con su mirada— Permítanme presentarnos, me llamo Enrique y mi esposa, Celia.

Enrique posando junto a parte de su extensa obra

Enrique posando junto a parte de su extensa obra

Mi mujer y yo nos miramos con el pequeño estupor lógico que nos producía que un extraño de repente nos abriera de par en par las puertas de su casa y empezara a mostrarnos una por una todas las pequeñas obras de arte realizadas con sus propias manos, contándonos con todo lujo de detalles las numerosas historias y anécdotas que le habían llevado a realizarlas y el bonito relato personal de ese entrañable matrimonio de octogenarios.

Enrique no solo es un gran pintor y dibujante, también es un excelente tallador de la madera.

Enrique no solo es un gran pintor y dibujante, también es un excelente tallador de la madera.

—Es libre de fotografiar todo lo que desee, aunque ebanista de profesión, fui operador de cámara de cine muchos años y me encanta la fotografía.

Música celestial para un fotógrafo como yo apasionado de los objetos antiguos y de las historias que se ocultan en ellos.

Nos costó dejarlos pero había que seguir con el proyecto que se había quedado a la mitad, nos despedimos no sin antes haberme tomado buena nota de su dirección y de su nombre completo en el buzón de la entrada, con el objeto de mandarle impresas algunas de las fotos que les hice, me pareció que era lo menos que podía hacer en agradecimiento por su increíble amabilidad y atención.

Enrique muestra orgulloso sus bocetos de dibujo.

Enrique muestra orgulloso sus bocetos de dibujo.

Tardé más de lo previsto inicialmente en enviárselas. Quizás porque no les dije que lo haría y no se lo esperaban o porque coincidió que llegaban a casa después de haber tenido que pasar una semana delicada de médicos en el hospital, hizo que recibiera en mi móvil una de las llamadas de agradecimiento más emotivas que jamás haya tenido por unas fotografías mías. Enrique además me prometió que pintaría dos cuadros especiales, uno para mi mujer y otro para mí, especialmente dedicados y que ahora ocupan un lugar preferente tanto en nuestro salón como en nuestro corazón, y que cada vez que los miro algo sonríe en mi interior.

Las dos obras que Enrique nos prometió en agradecimiento y que ocupan un lugar especial en nuestro hogar.

Las dos obras que Enrique nos prometió en agradecimiento y que ocupan un lugar especial en nuestro hogar.

El motivo por el cual Celia no aparece en el reportaje es que cuando Enrique me dió permiso para hacer las fotos que quisiera y ser libre de publicarlas, ella con una sonrisa un tanto pícara me espetó.

—A mi por favor no me saque en internets ni ordenadores ni cosas de esas.

Y yo siempre cumplo lo que prometo, sobre todo si es a unos modelos tan entrañables como Enrique y Celia.

¿Que por qué fotografío? Para poder encontrarme y reflejar historias como esta.

¿Y tú? ¿Por qué fotografías?

 

Anuncios

6 pensamientos en “¿Por qué fotografío? La Historia de Enrique y Celia

  1. Totalmente de acuerdo Estrella 😉 A mis alumnos siempre les comento que la única parte de una fotografía que de verdad importa es la historia que se esconde tras ella. Gracias por tu cumplido y por haberte animado a comentar.
    Un saludo.

  2. A mi me encantan las fotografías y lo que mas me gusta es tratar de descubrir las historias que están detrás de tales imágenes, que te puedo decir, soy una fantástica de la fotografía, éxitos con tu blog, esta genial.

  3. Detrás de muchas imágenes siempre hay una historia. Unas veces tenemos la suerte de conocerlas y otras no. Saludos.

Deja tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s